lunes, 2 de mayo de 2011


El Flujo de Caja

La importancia que para la empresa tiene el aseguramiento de la disponibilidad oportuna de recursos para tender sus compromisos ha hecho que la proyección del flujo de caja se convierta en una prioridad de las actividades de tesorería de las empresas.

El dinero es el recurso que toda empresa requiere y utiliza para el desarrollo de sus actividades, el dinero es un recurso que se mantiene en permanente movimiento dentro de la empresa, en forma constante ingresa dinero por concepto de ventas, recaudo de cartera, anticipos de clientes y otras actividades e igualmente de forma permenente sale dinero de la empresa para atender pagos de bienes y servicios que granticen su operación normal.

La organización básica de ese dinero se realiza clasificando sus entradas y salidas; la diferencia entre las primeras y las segundas es lo que comúnmente conocemos como el flujo de caja.

Los movimientos de dinero dentro de las empresas responden a 3 grandes razones: i) la operación de la empresa, ii) las inversiones que realiza la empresa, iii) las actividades de financiación de la empresa. En este orden de ideas, el flujo de caja de la empresa se presenta clasificado en flujo de operación, flujo de inversión y flujo de financiación, cada uno de los cuales agrupa las entradas y salidas de la empresa por esos conceptos, siendo el flujo de caja de la empresa la sumatoria de estos tres flujos.

Estos conceptos de clasificación del flujo de caja son comunes a toda empresa, independientemente de su tamaño y de su actividad. La presentación del flujo de caja suele variar de una empresa a otra en el grado de desagregación de cada uno de los conceptos del flujo de caja, el cual atiende al propósito para el cual se realiza el flujo de caja. Así por ejemplo, si el flujo de caja se realiza para soportar un proyecto de inversión tendrá un amplio detalle de los conceptos relacionados los pagos a realizar para el desarrollo del proyecto. De la misma manera, el horizonte de proyección del flujo de caja está en función del fin para el cual se realice la proyección, si el flujo de caja se proyecta para programar actividades de tesorería el horizonte de proyección estará comprendido en un periodo entre 3 y 6 meses, si el flujo de caja se proyecta para soportar una solicitud de crédito el horizonte deberá ser como mínimo igual al plazo del crédito solicitado.

El Flujo de operación
La realización de operaciones diarias de la empresa generan ingresos por ventas y pagos por la compra o uso de servicios, productos y materiales que utiliza la empresa para la ejecución de sus actividades.

Los ingresos que una empresa recibe en caja en relación con las operaciones propias del desarrollo de su actividad económica suelen derivarse de: recaudos de ventas de contado, recuperación de cartera originada en ventas realizadas a crédito y anticipos que recibe de clientes. Los pagos recibidos con tarjeta de crédito hacen parte de los ingresos de operación de la empresa y su consideración en el flujo de caja debe tener presente la comisión de la entidad financiera.

Los pagos que la empresa realiza de forma rutinaria para el desarrollo de las actividades de su negocio tienen relación con conceptos como: Materias primas, materiales y suministros, personal, ya sea de administración, producción o ventas, arrendamientos, honorarios por servicios profesionales, como podrían ser la revisoría fiscal o la Junta Directiva, servicios públicos, servicios de aseo, vigilancia, impuestos, etc. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.